Deia, Miércoles, 14 de Agosto de 2019

La firma RKL ha analizado los riesgos previos a la construcción de las instalaciones y del diseño de detección de amenazas y vulnerabilidades.

La ‘startup’ bilbaina RKL, dedicada a la Seguridad Integral, se ha integrado en el consorcio internacional adjudicatario de la construcción de tres data centers, cada uno del tamaño de dos campos de fútbol, para la operadora telefónica estatal de Arabia Saudí, STC, en tres ciudades del país árabe.

La firma se ha encargado de analizar los riesgos previos a la construcción de las instalaciones y del diseño integral de detección, en materia de ciberseguridad y física, de amenazas y vulnerabilidades.

El consorcio internacional ha diseñado los proyectos en módulos prefabricados para acelerar la puesta en marcha de los tres Centros de Procesamiento de Datos (Data Centers), considerados los más innovadores de Oriente Medio y valorados en decenas de millones de euros, según ha informado la start-up bilbaina en un comunicado.

RKL integral se constituyó hace algo menos de tres años y dirige su actividad tanto al campo de la seguridad física (instalaciones), como al de la ciberseguridad, y a lo largo de este año ha consolidado su actividad participando en varios proyectos internacionales que destacan por su complejidad técnica.

El más relevante de esos proyectos es la construcción de los tres call centers saudíes y el consorcio internacional, en el que también coinciden otras dos empresas españolas Arsmagna Arquitects y PQC, se ha adjudicado el proyecto para poner en marcha los Centros de Procesamiento de Datos en tres ciudades saudíes para la operadora telefónica estatal, STC, valorados en varias decenas de millones de euros.

La importancia de los centros de procesamiento de datos es equiparable a una refinería en la industria petrolífera porque es a ellos a donde las grandes compañías reciben o envían, procesan y almacenan, para su posterior análisis, los datos digitales de las organizaciones (de sus clientes y o proveedores).

Cada uno de los data centers puestos en marcha en Arabia Saudí tiene el tamaño de dos campos de fútbol y cuentan con una capacidad para gestionar y almacenar el equivalente a todos los datos para el funcionamiento del Gobierno de un país de tamaño medio.

Lo innovador del proyecto puesto en marcha por el consorcio internacional es que en su construcción y climatización se están utilizando sistemas modulares que han sido prefabricados en Croacia y que están llegando a obra ya montados en contenedores totalmente acabados. Con ello se ha acelerado su construcción a tan solo cuatro meses y está prevista su puesta en servicio para finales de año.

CONSULTORÍA

En el proyecto, RKL Integral se ha encargado de dar servicios de consultoría e ingeniería para el análisis de los riesgos previos a la construcción, así como la ingeniería de detalle de todos los sistemas de seguridad de dichos centros de datos, de cara a mitigar las múltiples amenazas y vulnerabilidades de estas infraestructuras durante su explotación, en zonas muy agresivas a todos los niveles.

Ver la información completa en deia.eus