El Correo 15 de agosto de 2019

BILBAO. La ‘startup’ bilbaína RKL, dedicada a la seguridad integral, forma parte del consorcio que edificará tres centros de datos para la operadora telefónica estatal de Arabia Saudí, STC.

RKL ha analizado los riesgos previos a la construcción de las instalaciones y del diseño integral de detección, en materia de ciberseguridad y física, amenazas y vulnerabilidades.

El consorcio internacional ha diseñado los proyectos en módulos prefabricados para acelerar la puesta en marcha de los tres centros, considerados los más innovadores de Oriente Medio.

RKL se constituyó hace menos de tres años y dirige su actividad tanto a la seguridad física como a la ciberseguridad. Este año ha consolidado su actividad con complejos proyectos técnicos a escala internacional.