La era de las vacunas

Cuando comenzó la pandemia hace aproximadamente 1 año, apenas sabíamos mucho más de que las vacunas servían para inmunizar a nuestros mayores de cara a la gripe y en algunos casos para nuestros pequeños. A día de hoy, la sociedad en general ha hecho un “master” en desarrollo y aplicación de vacunas contra en COVID, la rapidez con la que se han desarrollado, distribuido y aplicado es algo que hace una generación hubiera sido imposible.

Lo anterior nos pone en situación de como el mundo es cada día más global y rápido en sus decisiones, y uno de sus catalizadores más importantes ha sido la forma de tratar la ingente cantidad de datos que generamos a través de infinidad de sistemas, dispositivos, ecosistemas, nubes y un sinfín de soluciones innovadoras. Todo ello, nos ha exigido evolucionar a una velocidad de vértigo, donde la complejidad de los emergentes hace que hayamos pasado de vivir en un mundo complejo a un mundo caótico, y aunque la palabra pueda parecer negativa a priori, no creo que lo sea, simplemente es diferente, ni mejor ni peor, es un nuevo estadio al que debemos adaptarnos y transformarnos con otra de las palabras más usadas en los últimos años RESILIENCIA.

RKL Integral no ha sido ajena a todo lo que está ocurriendo y, desde que arrancamos con este proyecto a principios de 2017, mi socio Álvaro Ubierna y yo, nos dimos cuenta de que la jugada iba a ser movidita y laboriosa, muy laboriosa, pero no menos atractiva y, por qué no, hasta divertida.

Lo primero que hicimos fue hacernos un mapa del ecosistema en el que queríamos aportar valor, el mundo de la Seguridad, y teníamos muy claro que el enfoque debería de ser una visión integral de la misma para poder diferenciarnos de la oferta existente en el mercado. Lo que aún no sabíamos era que el mercado exigía innovar y aplicar a un mercado internacional. Y sobre esas dos premisas, y por supuesto el crecimiento de la compañía, nos pusimos a trabajar.

Tanto Álvaro como yo ya disponíamos de un background en el sector de la Seguridad y las TICs, pero nuestra sociedad está, ya desde hace un tiempo, metida de lleno en procesos de digitalización de las nuevas ciudades e industrias inteligentes, con la consiguiente aparición de nuevas amenazadas y vulnerabilidades anteriormente poco conocidas, y ha ido cogiendo mucho peso lo que hoy en día se llama Ciberseguridad. Así que, como complemento al equipo de dirección captamos como socio a Iñaki Eguia, experto en estas lides y con un bagaje muy interesante en Seguridad de la Información Industrial e Innovación. A partir de ese momento nació nuestra solución VES, actualmente desarrollada en un nivel TRL6 como producto mínimo viable, y que estamos testando en diferentes pruebas de concepto con clientes.

El siguiente paso fue potenciar el área de Desarrollo de Negocio, tanto a nivel nacional como internacional, e incorporamos también como socio a Imanol Pombar, con una trayectoria extensa en el mundo de la Seguridad Física.

En paralelo a estos movimientos, fuimos incorporando al equipo a Dámaso Aranaga para soporte de Oficina Técnica como experto en Emergencias y Crisis, así como a Elba Porras para organizar el departamento de Administración y Finanzas y, a Beñat, como soporte a un importante cliente de banca.

Después de 3 años creando equipo y mercado ya teníamos una misión, visión, valores y objetivos que nos impulsarían a seguir creciendo, innovando e internacionalizándonos, pero primero llegó el COVID-19. En marzo de 2020 todo se paró de repente y el mundo frenó en seco. Nadie se podía imaginar en ese momento que un virus podría paralizar un planeta de la forma que todos lo hemos vivimos durante estos últimos meses, y que, de una u otra manera, seguimos gestionando.

Pero la aparición de este emergente o cisne negro, nos obligó, como al resto de empresas a replantearnos la nueva situación y en menos de 15 días, convirtiendo la crisis en una buena oportunidad, ya teníamos un nuevo plan estratégico, enfocado principalmente hacia la:

  1. Adaptación de nuestro portafolio de servicios y soluciones enfocados a la operación.
  2. Restructuración y adaptación del equipo. En concreto, dar la bienvenida a nuestro equipo a Paula al departamento de Marketing/Comercial, Vanessa a la Oficina Técnica, Fran como experto en Ciberseguridad, Lide como gestora de proyectos de Seguridad Integral en banca y Rubén como Full Stack Developer.

Ambos puntos se ven reflejados en la nueva web que tenemos el placer de presentaros y animaros a que interactuéis con ella, ya que ha sido el esfuerzo de varios meses de trabajo que esperamos aporte mucho valor a las infraestructuras críticas que aportan servicios esenciales a la sociedad.

No me gustaría cerrar este artículo, sin antes agradecer a Imanol y a Iñaki, su aportación a RKL y desearles allí donde estén un exitoso desarrollo profesional.

La era de las vacunas nos ha puesto en nuestro sitio, pero a la vez hemos tenido que ser muy ágiles y resilientes para poder adaptarnos a este nuevo orden mundial, y lo que te rondaré morena.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *